Conectar |  ¡Regístrate!
Menú
Pueblo pescador

Ver Pueblo pescador en un mapa más grande
UNIPESCA
Noticias por temas
Mapa de los problemas de los ríos españoles

Ver Problemas en los ríos en un mapa más grande

Al día con UNIPESCA
Recortes de prensa : La presa de Biscarrués tendrá 28 metros menos de altura y anegará unas 260 hectáreas
el 15/2/2008 8:00:00
Recortes de prensa

La superficie afectada por el embalse de 35 hectómetros será un 72% inferior a la que inundaba el proyecto inicial de 192

La presa del futuro embalse de Biscarrués de 35 hectómetros cúbicos (hm3) será 28 metros más baja que la diseñada en un principio y anegará un máximo de 260 hectáreas. La superficie de terreno inundada en el eje del cauce cuando el pantano esté totalmente lleno será un 72% inferior a la que cubría el proyecto inicial de 192 hectómetros, lo que entre otras cuestiones evitará las afecciones aguas arriba de Murillo de Gállego.

Según la memoria resumen de la actuación que el Ministerio de Medio Ambiente ha enviado a 32 instituciones y asociaciones afectadas por la creación de esta obra de regulación incluida en los acuerdos del Gállego, la presa se construirá a unos 800 metros aguas arriba del casco urbano de Biscarrués, en el mismo punto en el que se había diseñado la del embalse de 192 hm3.

La cota de máximo nivel normal será la 452, cuando la anterior se situó en la 480. Esa diferencia de altura será la que evite inundar el núcleo de Erés y preserve en su mayor parte los usos actuales del río -el turismo de aguas bravas-. El documento remitido por Medio Ambiente considera que la opción elegida es la más favorable recordando además que las actuaciones previstas quedarán "alejadas" de los espacios protegidos de la Red Natura 2000. No obstante, también recuerda que esta conclusión deberá ser avalada por el estudio de impacto que el Ministerio elaborará durante los próximos meses y que harán falta medidas correctoras y compensatorias.

Según los plazos a los que se comprometió Cristina Narbona, la declaración de impacto ambiental del pantano de Biscarrués debería aprobarse en septiembre de este año. Antes, en abril, saldrá a información pública el anteproyecto de la presa, pero para que ambos pasos puedan darse hay que hacer previamente la ronda de consultas iniciada con el envío de la memoria resumen.

Al igual que sucede con la del recrecimiento de Yesa -recibida por los interesados hace unos días-, el documento resume las principales características del proyecto. Además, analiza las alternativas que el Ministerio ha sopesado antes de tomar la decisión final y también hace un diagnóstico de las afecciones que tendrá el embalse de 35 hm3.

Las cuatro opciones analizadas


Partiendo de que el sistema del Gállego-Cinca necesita ampliar su regulación para aumentar las dotaciones de agua que reciben los regadíos actuales y para dar servicio a los futuros, Medio Ambiente hace un repaso de las cuatro opciones recogidas tanto en el estudio de impacto ambiental como en el anteproyecto: no hacer ninguna obra de regulación, construir el embalse de 192 hm3 previsto inicialmente, dejarlo en un pantano de 35 hm3 u optar por una solución intermedia de 110 hm3 que no inundaría el núcleo de Erés pero si afectaría a los usos deportivos del Gállego.

La memoria-resumen hace una evaluación preliminar de las afecciones que tendrían cada una de esas alternativas y concluye que la más favorable es la elegida por la Comisión del Agua de Aragón y asumida por la ministra Narbona: un pantano de 35 hm3 que quedará entre la cola el embalse de Ardisa y el embalse de La Peña.

El ámbito de la actuación afecta a los términos municipales de Biscarrués, Ayerbe, Peñas de Riglos, Murillo y Santa Eulalia de Gállego. Las actuaciones principales de construcción son la propia presa en el eje del río y el desvío de las carreteras A-132 y A-1202 y de la red de líneas eléctricas de alta y media tensión.

La memoria resumen analiza además los impactos que el proyecto tendrá en aspectos como el clima, la hidrogeología, el medio socioeconómico, los usos del suelo, el paisaje, la flora y la fauna, los espacios naturales protegidos o el patrimonio. Esos impactos se clasifican en función de su importancia (leves, moderados, severos...) en función de ese estudio preliminar que luego deberá completarse con el proceso de evaluación ambiental ahora iniciado, aunque en el caso de la estabilidad de los suelos ya se aclara que la importancia del tema requiere "valoraciones complementarias".

Medidas correctoras


Por último, el documento recibido por todas las partes interesadas establece un listado de medidas correctoras ambientales y socieconómicas que deberán tenerse en cuenta para lograr una mayor integración del embalse. Esas propuestas se recomiendan al margen de lo que pueda establecer el estudio de impacto ambiental, y entre ellas se encuentran la recuperación de los restos de interés arqueológico o paleontológico; las medidas específicas para la protección de la flora y la fauna; la correcta delimitación del áreas de ocupación que se deberá mantener durante la ejecución de las obras; y las medidas de protección del sistema hidrológico y de calidad de las aguas.

Otras actuaciones correctoras destacadas son la elaboración de un programa de integración ambiental y paisajística de la obra y de sus instalaciones auxiliares y también la preparación de un programa de vigilancia y seguimiento ambiental de los trabajos.

Heraldo de Aragón

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo


Otros artículos
6/10/2014 13:19:00 - Los pescadores mantienen limpio el tramo urbano del río Riosa
6/10/2014 13:17:43 - DGA repuebla por primera vez con truchas autóctonas el río Guadalaviar
6/10/2014 13:16:47 - Una pesca de 10 toneladas de basura
6/10/2014 13:10:29 - app para evaluar el estado ecológico de un río
20/8/2014 9:37:31 - Colectivos de pescadores piden más vigilancia en los ríos para acotar el furtivismo del salmón