Conectar |  ¡Regístrate!
Menú
Pueblo pescador

Ver Pueblo pescador en un mapa más grande
UNIPESCA
Noticias por temas
Mapa de los problemas de los ríos españoles

Ver Problemas en los ríos en un mapa más grande

Al día con UNIPESCA
Recortes de prensa : Salmones bajo el puente de Cangas
el 12/12/2007 8:00:00
Recortes de prensa

Fuentes del Narcea rescata un proyecto para que los peces remonten el río a través de pasos en las presas

Si sale adelante, los salmones volverán a pasar bajo el «puente romano» de Cangas del Narcea. La sociedad Fuentes del Narcea ha rescatado un viejo proyecto para permitir que los peces remonten el río y puedan llegar a la parte alta a través de los distintos embalses y presas que hay. Para ello cuentan con el apoyo del Grupo Ecologista Azor. Las actuaciones tienen un coste de 1,2 millones de euros. Ahora se busca financiación.
La Sociedad de Pescadores de las Fuentes del Narcea ha desempolvado su proyecto «Desafío salmón». Quiere que estos peces, considerados los reyes del río, remonten el Narcea y vuelvan a desovar debajo del «puente romano» de la villa de Cangas, como ocurría antaño, en los tiempos en los que los cotos del río históricamente más salmonero de la Península eran frecuentados por los pescadores más ilustres en la España franquista. La misma que años después, a través de su política energética de potenciar la construcción masiva de embalses, truncó, con las miles de toneladas de hormigón de las presas, el regreso de los salmónidos a la cabecera del río.

Era una época en la que en España, a diferencia de otros países más evolucionados por entonces, la instalación de escalas salmoneras no era obligatoria cuando se construía una presa o un dique de contención. Hoy, medio siglo más tarde, con dos presas y una central térmica de por medio, el colectivo de pescadores y el Grupo Ecologista Cangués Azor (GECA) han vuelto a retomar el viejo proyecto de devolver el salmón a la cabecera del río Narcea.

Al ser España un país con poca experiencia en la resolución de los problemas que representan las grandes presas en la obstaculización de las migraciones de peces, José María Díaz, máximo responsable del GECA, decidió encargar el proyecto al científico noruego Reidar Grande, experto en la construcción de escalas salmoneras. Este proyecto, cuya ejecución rondaría los 1,2 millones de euros, pretende favorecer al salmón el acceso a sus zonas naturales de desove en el curso alto del río, al abrirle nuevas áreas para la realización de su ciclo biológico. Se cree que una de las principales causas de la regresión de los salmónidos es la pérdida de sus hábitats naturales.

El primer obstáculo para los salmones que ascienden el río se encuentra en el embalse de Calabazos. La otra gran barrera es el embalse de La Florida, situado a seis kilómetros del anterior, aguas arriba. Calabazos es una estructura de hormigón en forma de arco. La anchura de la presa es de 160 metros y su altura de 68. Una estación hidroeléctrica con dos turbinas forma parte de la estructura de la presa, y cada una de las turbinas funciona con una descarga de agua de hasta 52,3 metros cúbicos por segundo.

La descarga del agua es muy variable. Normalmente el flujo más alto se produce en los meses de invierno, entre diciembre y abril. La descarga más baja es en los meses de julio, agosto y septiembre, con un flujo mínimo de 5 metros cúbicos por segundo.

El lecho del río debajo de la presa es muy estrecho. Por lo tanto el nivel de agua varía mucho desde el punto más bajo al más alto de descarga. Cuando se construyen pasos de peces es importante conocer con exactitud el nivel de agua en sentido descendente para conseguir colocar la entrada de la escala en la posición correcta. La curva demuestra que el nivel de agua se incrementa unos 2,4 metros cuando el flujo de agua se sitúa entre los 40 y los 120 metros cúbicos por segundo.

La presa no deja de ser un depósito de agua para la producción de energía eléctrica y el nivel de agua no es estable, lo que hace muy complicada la construcción de un paso para peces. Actualmente existen diversos tipos de caminos o escalas de peces. Los salmones atlánticos buscan nadar lo más lejos río arriba, intentando salvar la presa u otros obstáculos como sea posible. La corriente turbulenta y de alta velocidad conduciría normalmente a una situación donde los salmones nadarán en cierta posición.

La situación de la corriente en el río Narcea fue estudiada durante una semana y se determinó que la mejor posición para una entrada de peces estaría en el lado izquierdo, justo debajo de la presa. Si el nivel del agua de los desagües no hubiera variado más de algunos metros, un paso Borland fishway daría, en Calabazos, la mejor y más barata solución. Pero el gran problema reside en la gran variación del nivel del agua. Este escollo podría resolverse mediante la instalación, en la parte superior de la cascada, de un compartimiento de presión para manejar la alta diferencia en el nivel del agua. El sistema consta de una cámara de entrada a pie de presa, comunicada por un túnel de unos 2 metros de diámetro con la cámara superior, situada en lo más alto de la presa.

El funcionamiento es muy simple. Cuando un determinado número de salmones han entrado en la cámara, ésta se cierra y se va llenando de agua que proviene de la cámara superior y que baja por el túnel. Así, el nivel del agua de la cámara va subiendo y con ella los salmones, hasta llegar a llenarse el tubo y alcanzar la cámara superior, con lo que los salmones ya pueden acceder a la parte superior.

La otra presa, la situada en La Florida, cuenta con tres compuertas. Dos de ellas tienen un tamaño de 15 metros, mientras que la tercera es de 5,5. A cada orilla existe un pilar de unos 20 metros. Las mejores condiciones para la entrada de la escala están en la orilla del Este, hacia la parte final del pilar. Este acceso contaría con cuatro entradas diferentes para garantizar el éxito.

El nivel de la cabecera es estable y el nivel de cauce debajo de la presa varía con la descarga. El desnivel que tiene que superar la escala de peces es de cerca de 12 metros y la situación de la presa aporta una buena condición para construir una escala de tipo piscina.

Es posible construir una escala de peces detrás de la orilla Este, con un desnivel de 50 centímetros entre cada una de las piscinas. La descarga de agua que se necesita para la escala se calcula sobre los 400 litros por segundo. Pero eso no es todo, el sistema de refrigeración de las turbinas de la central térmica de Soto de la Barca ha incrementado en varios grados la temperatura del agua del río, lo que se considera nocivo para algunas especies denominadas de aguas frías, como es el caso del salmón y la trucha. Este aumento de temperatura, unido al efecto de retención ejercido por el embalse de Calabazos, ha provocado una disminución paulatina del oxígeno disuelto y de la cantidad de macroinvertebrados.

lne

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo


Otros artículos
6/10/2014 13:19:00 - Los pescadores mantienen limpio el tramo urbano del río Riosa
6/10/2014 13:17:43 - DGA repuebla por primera vez con truchas autóctonas el río Guadalaviar
6/10/2014 13:16:47 - Una pesca de 10 toneladas de basura
6/10/2014 13:10:29 - app para evaluar el estado ecológico de un río
20/8/2014 9:37:31 - Colectivos de pescadores piden más vigilancia en los ríos para acotar el furtivismo del salmón