Conectar |  ¡Regístrate!
Menú
Pueblo pescador

Ver Pueblo pescador en un mapa más grande
UNIPESCA
Noticias por temas
Mapa de los problemas de los ríos españoles

Ver Problemas en los ríos en un mapa más grande

Al día con UNIPESCA
Recortes de prensa : Un muro contra el salmón
el 5/12/2007 8:00:00
Recortes de prensa

La Sociedad Asturiana de Pesca pide que se elimine un machón de hormigón en Trubia que impide que los ejemplares remonten el río

Además de osos, en el Valle del Trubia también hay salmones. La buena situación de las aguas del Nalón ha permitido que los salmones lleguen al río Trubia e intenten seguir su camino hacia Proaza o Teverga. Pero los ejemplares que remontan el cauce se encuentran en el camino con un obstáculo de difícil superación que la Real Sociedad Asturiana de Pesca intenta que se elimine. Se trata de un machón de hormigón que en su día servía para canalizar agua hacia la Fábrica de Armas y que lleva décadas sin utilizarse. A pesar ello, sigue en el cauce, impidiendo que los salmones suban río arriba.

El obstáculo es, para la mayoría de los ejemplares, insalvable, y sólo unos pocos logran la proeza de lograr saltar lo suficiente para superarlo. Luis Urosa, tesorero de la Real Sociedad Asturiana de Pesca, y Avelino Menéndez, vicepresidente de la entidad, se pasan horas viendo cómo los salmones luchan contra el hormigón. A los ejemplares se les ve fácilmente a las puertas del machón, esperando el momento oportuno para dar el salto, que tiene que superar los cuatro metros de altura de la instalación. «Tenemos salmones picando a la puerta de Oviedo», destacan Urosa y Menéndez. Para conseguir que se elimine la mole de hormigón han enviado la petición a la Confederación Hidrográfica del Norte, la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Oviedo. Todo para conseguir que las entidades implicadas den un paso adelante para la eliminación de una instalación que no tiene ningún uso y que está provocando un daño en el río.

Sin ella, los salmones podrían avanzar treinta kilómetros más río arriba y terminar de esta manera de colonizar todo el valle. Según sus cuentas, aproximadamente sesenta salmones se quedan sin subir al río por culpa de la instalación. Cuando llega la época del desove en Asturias, los salmones emprenden el viaje río arriba, venciendo toda clase de resistencias. Pero el machón de Trubia es demasiado elevado para ellos. La puesta se efectúa en varias series durante seis o siete días y, una vez depositados los varios miles de huevos que pone cada hembra, 900 por cada kilo de peso, los padres los protegen con una cubierta arenosa. En mayo y junio, cuando su edad supera ya el año, bajan en grandes bancos hacia el mar, pasando por un estado de adaptación al agua salada en las desembocaduras de los ríos antes de meterse en el mar. En esta aventura de buscar el mar no se meten todos los esguines de la misma generación. Algunos permanecen uno o dos años más en el río sin intentar dar el paso hacia el agua salada. Por el estudio de las escamas se conoce el tiempo de estancia del salmón en el río y en el mar. Hay algunos que vuelven al río después de un año de vida marítima; la mayoría, después de dos años, y el resto, a los tres. Los salmones vuelven (los que lo hacen) al mismo río del que salieron. Del total de esguines que llegan al mar solamente retornan al río convertidos en salmones el 3 por ciento. Los que llegan a Trubia tienen que dar la vuelta.

lne

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo


Otros artículos
6/10/2014 13:19:00 - Los pescadores mantienen limpio el tramo urbano del río Riosa
6/10/2014 13:17:43 - DGA repuebla por primera vez con truchas autóctonas el río Guadalaviar
6/10/2014 13:16:47 - Una pesca de 10 toneladas de basura
6/10/2014 13:10:29 - app para evaluar el estado ecológico de un río
20/8/2014 9:37:31 - Colectivos de pescadores piden más vigilancia en los ríos para acotar el furtivismo del salmón