Conectar |  ¡Regístrate!
Menú
Pueblo pescador

Ver Pueblo pescador en un mapa más grande
UNIPESCA
Noticias por temas
Mapa de los problemas de los ríos españoles

Ver Problemas en los ríos en un mapa más grande

Al día con UNIPESCA
Recortes de prensa : La carga contaminante del Cares es muy grande, más de lo que se piensa
el 28/11/2007 8:00:00
Recortes de prensa

JAVIER GIL BIÓLOGO ESPECIALIZADO EN ZOOLOGÍA Y ECOLOGÍA. PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE PESCADORES DEL CARES-DEVA

Javier Gil es natural de Alles, en Peñamellera Alta, y vecino de Llanes. Este biólogo, especializado en zoología y ecología, es, también, pescador. Javier Gil lleva seis meses en la presidencia de la Asociación de Pescadores del Cares-Deva, entidad que ya suma 160 socios.
-¿Es tan grave como aparenta el nivel de contaminación de la cuenca del Cares-Deva?
-Sí. La carga contaminante del Cares es muy grande. Mucho más de lo que la gente se piensa. Hay mucha contaminación. El río está en su peor momento. A partir de ahí, con las actuaciones aprobadas por Parques Nacionales y el programa «AGUA» para saneamientos, tenemos que pensar que en tres o cuatro años el río va a estar mejor en cuanto a calidad de agua. Pero sí que está muy mal. Cuando baja el nivel del caudal se aprecia una especie de moho que antes no existía. La población aumentó mucho, y los sistemas de depuración siguen siendo los mismos que hace ochenta años. O sea, ninguno. En Deva, en Cantabria, con la depuradora que hicieron hace un par de años en Liébana, se nota en la calidad del agua y la pesca del Deva hasta Panes. El primer paso para conservar los ríos y la pesca es depurar los ríos. No sólo es que el agua baje sucia, sino que se están matando y destrozando las zonas de cría. En las zonas de freza, la gravilla se cubre de una capa de suciedad que ahoga los huevos.
-¿Cómo deben tratarse el Cares y el Deva?
-La pesca no sólo debe tratarse como un recurso económico, que lo es, de la zona. La pesca genera economía, pero también hay que tener en cuenta que es un bien cultural, que está metido en la propia idiosincrasia de los vecinos. Y esa gente que pesca aquí, que lleva toda la vida, que nació a la orilla del río, tiene algo que decir a la hora de estos cambios tan grandes de la legislación. La gente se está acomodando a una nueva manera de ver el recurso, más centrada en la cuestión turística y económica, pero ese punto cultural que tiene la pesca en esta zona está poco representado.
-¿Con qué aspectos de la gestión fluvial discrepa?
-En que se acote el río entero. Una de nuestras reivindicaciones, y así se lo hemos hecho saber a la Consejería, es que los cotos parciales que están funcionando ahora no pueden tratarse de la misma manera que un coto normal, porque no son iguales. Los parciales son zonas libres cuatro días a la semana, y esos cotos tienen que tramitarse de una manera muy diferente.
-¿Y cuál es el sistema de gestión que propone?
-Por permisos individuales y más baratos, para que sean asequibles para todos. A los cotos normales tienes que ir a un sorteo, con un grupo de tres, y son caros. Los parciales tienen que poder tramitarse de una forma muy sencilla. Proponemos que se gestionen directamente en los precintos. Que cualquier persona de aquí, un día que el río está acotado, pueda ir al precinto, preguntar dónde tiene un coto libre y pescar, sin más trámites. No tener que ir a un sorteo, porque no es lógico. La idea de los cotos parciales, teóricamente, es la de limitar la afluencia masiva, no recaudar fondos. Limitar la presión excesiva también se consigue con el sistema que proponemos. Y se debe facilitar el acceso al río a personas que no tienen muchos recursos para plantarse en Oviedo a gestionar un coto o manejarse por internet. Una persona de esta zona que no pueda hacer eso queda excluida.
-¿La pesca va camino del elitismo?

-Vamos a trabajar en todo lo que podamos para que la pesca sea un recurso sostenible y perdurable. Pero gestionado de una manera que no se convierta en una cuestión elitista, de pescar con el dinero por delante. Porque hay gente a la que pagar ochenta o cien euros por un coto no le supone mucho, pero a otra sí.
-¿Se está aplicando una gestión excluyente?
-Tampoco lo diría así. En algunos momentos se va por un modelo de gestión que yo no digo que sea bueno o malo, sino que no nos gusta. Hay otras muchas asociaciones que están a favor de que se acote cada vez más. La demanda de pescadores es cada vez más grande, pero ¿por qué para pescar tienes que acotar un cacho? Cabemos en el río. A lo mejor hay momentos en los que se aglomera la gente, pero la mayor parte del tiempo, al menos en estos ríos, no ocurre. Si hay cada vez más pescadores, lo que hay que hacer con los cotos es repartirlos, pero no excluir a otra gente. En estos ríos siempre se pescó en la zona libre, en lugar de en los cotos, porque eran caros.
-¿Acotar cada vez más va en detrimento de los ribereños?

-Creo que sí. No somos gente que pasamos el día en el río. La gente que viene de fuera, sí, y quiere un coto entero. Sigo pensando que las zonas libres tienen que existir, con restricciones. Un número máximo en los cotos parciales, por ejemplo seis, siete pescadores. Pero ¿por qué no puede haber cinco o seis pescadores en un coto como puede ser el de la zona de La Molinuca?
-La asociación aspira a ser sociedad colaboradora del Principado, ¿no es así?
-Para nosotros es muy importante ser sociedad colaboradora. Te permite acudir al Consejo Regional de Pesca, donde puedes proponer cosas y discutirlas. Acabamos de nacer. Se requiere un número mínimo de 250 pescadores con licencia en vigor y que participe en repoblaciones con un mínimo de 75.000 alevines.
-¿Criterios con los que ustedes no están de acuerdo?
-Esto es algo que debe cambiar con el tiempo. Tú puedes hacer muchas cosas por el río sin tener un centro de alevinaje. Por ejemplo, fomentar la educación ambiental. Hemos trasladado un documento con estas y otras sugerencias a la Consejería, pero aún no hemos tenido respuesta.
-Repoblación, ¿sí o no?
-No lo tengo tan claro. Hay voces que dicen que las repoblaciones no son buenas. Que están bien, puntualmente, para recuperar una zona, pero la vida de los ríos no se puede basar en repoblaciones. El mejor salmón es el que nace en el río. Cuando repueblas estás echando al río peces que no saben pelearse por un mosquito. Claro que también depende del tipo de repoblación que hagas, porque se puede hacer con peces o con huevos. Lo que está claro es que la vida de un río no puede basarse sólo en repoblaciones. La base tiene que ser la recuperación de las zonas de reproducción y freza natural, y tener los centros de alevinaje como una reserva. También la vida de un río tiene que basarse en la limpieza. Hoy hay una contaminación que hace cuarenta años no había, y muchos más pescadores.

lne

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo


Otros artículos
6/10/2014 13:19:00 - Los pescadores mantienen limpio el tramo urbano del río Riosa
6/10/2014 13:17:43 - DGA repuebla por primera vez con truchas autóctonas el río Guadalaviar
6/10/2014 13:16:47 - Una pesca de 10 toneladas de basura
6/10/2014 13:10:29 - app para evaluar el estado ecológico de un río
20/8/2014 9:37:31 - Colectivos de pescadores piden más vigilancia en los ríos para acotar el furtivismo del salmón